(+34) 962 779 426 info[arroba]keyfibre.com

A tener en cuenta antes de elegir una Caja de Acometida

A tener en cuenta antes de elegir una Caja de Acometida

El gran desafio de la última milla

Las cajas de distribución o acometida deben proteger cualquier sistema de fibra del interior. Teniendo en cuenta lo frágil que es la fibra, y la posible necesidad de hacer actualizaciones en la caja, nuevos abonados, bajas, etc,  las cajas de buena calidad son vitales para una buena instalación y su correcto funcionamiento.

  • Evitando riesgos en un despliegue FTTH

Se  tiene que trabajar de una manera segura durante un largo período de tiempo y bajo condiciones ambientales adversas. El polvo y la humedad no se pueden evitar siempre. Las distintas clases de protección fijan, en qué medida se puede exponer una caja de acometida en condiciones ambientales adversas, sin ser dañada o sin representar un riesgo de seguridad. 

  • Ni polvo. Ni agua

Las cajas de acometida deben de estar totalmente protegidas contra cualquier sedimentación de polvo en e interior, la entrada de polvo no puede evitarse, la cantidad de polvo que pueda entrar en el interior no debe interferir con el correcto funcionamiento del equipamiento. Tampoco debe entrar  el agua.

  • Cargas de tracción

El sellado de la caja debe ser real. Un grado de sellado de clasificación de exterior, tal como IP54 es necesario para proteger los componentes de fibra del interior. Tanto el cierre como los puertos de los cables deben sellar de acuerdo a su calificación. Los puertos del cable deben soportar cargas de tracción pertinentes impuestas por el movimiento directo o efectos térmicos de cable retráctil trasera.

Cada vez son más los cable operadores que están considerando las cargas de tracción que soporta una caja de acometida, por ejemplo, que si cae un árbol sobre la caja, dicho efecto no dañe ni la caja, ni los puertos, y mucho menos el contenido de fibra que continene.

  • Resistente al fuego

Una de las características típicas de muchos tipos de cajas es que los plásticos no  resistan el fuego. Dadas las malas experiencias existentes en algunas redes, la demanda de materiales de auto-extinción está aumentando continuamente debido a la necesidad de ofrecer niveles de seguridad más elevados sobre todo tratándose de cajas cuyo contenido representa una gran inversión como es la fibra óptica.

La experiencia ha demostrado que los plásticos de polímero con que están fabricadas las cajas debe de ser libre de halógenos y estar clasificado según la normativa U.L.94 V.0 (quema vertical), lo que asegura que en contacto con la llama, el fuego se extinguiría en 10 segundos.

  • Comodidad y seguridad en la gestión del cable. El gran desafio

Sin embargo, la carcasa exterior robusta representa solo la mitad del desafío. El otro 50% es contener y organizar la unión fibra a fibra. En general, los cables de fibra óptica se organizan comúnmente por tubos o fibras “sueltas” Asi que un cable de 48 fibras comprende 4 tubos de 8 fibras o 4 tubos holgados de 8 fibras. Por lo tanto, una bandeja de emplame debería albergar el valor propio de las fusiones de cable. Las fibras se almacenan para la supervivencia a largo plazo sin la expectativa de ser manipuladas. Dicho trabajo es habitualmente realizado por un técnico especialista, llámese de nivel 1. Sin embargo a menudo existe la intervención de volver a dicha caja a sumar nuevas altas, o bien, dar de baja usuarios, etc. . Comunmente dicho trabajo es efectuado por un técnico de nivel 2. Es beneficioso que dichas manipulaciones estén concentradas en una bandeja de empalme totalmente independiente, para evitar arriesgadas o equivocadas manipulaciones en las fibras o circuitos existentes.

  • Los pequeños detalles han las cosas grandes

El cierre de la caja, el acceso seguro a las fibras, la rápida manipulación y actualización, la resistencia al medio ambiente, o dicho de otra manera, la seguridad de la red a largo plazo se consigue únicamente utilizando cajas de polímero de plástico de alta resistencia a ser utilizados en el exterior y con un sistema de fibras lo suficientemente protegido para ser manipulado sin riesgo. Finalmente podríamos añadir, la consideración estética de la caja propiamente dicha.

Las cajas de fibra son una parte clave de cualquier implementación, por lo tanto, los cable operadores e instaladores deben escoger el tipo correcto para su entorno para que puedan ofrecer una solución duradera que satisfaga las necesidades de sus clientes y que no estropee la decoración del cliente final.

 

 

 

 

 

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *